Becka Bass


UNA DE LAS FIGURAS MÁS PROMETEDORAS EN LA ESCENA ACTUAL DEL BAJO ELÉCTRICO.

Inició estudios musicales a la edad de 11 años, ha trabajado como bajista de jazz, funk, rock y pop desde 1998 en múltiples escenarios acompañando a importantes artistas de la música, pop y rock en español como María José, Cristian Castro, Alejandra Guzmán y  Abominables.

 

¿Qué retos has tenido que afrontar en esta carrera artística?

El principal y siempre presente, ha sido la organización de tiempos para poder realizar tanto creaciones y proyectos. Como trabajos dentro de la música, estudio y mi vida personal. Al principio de mi carrera fue difícil, ya que no contaba con grandes apoyos económicos ni familiares, pero al cabo de un tiempo las situaciones fueron cambiando.

 

¿Cómo se vive la música desde el punto de vista femenino?

Mi particular visión es de agradecimiento, al universo, a Dios, a la gente que a lo largo del camino me ha rodeado apoyándome, compartiéndome y enseñándome tantas cosas. Recibiendo y dando percepción, sensibilidad, arte y conocimiento que finalmente me han llevado a la felicidad provocada por dedicarme a trabajar y vivir en lo que amo: la música en sus mil vertientes.

 

 ¿Qué bajistas han influenciado en tu vida?

¡Muchos! No alcanzaría la entrevista para mencionarlos a todos e igualmente mencionar a los cientos de músicos que han influenciado en mi “modus vivendi” tanto pasado como actual, pero tratando de enfocarme en la pregunta, los principales son: Victor Wooten, Michael Manring, Jaco Pastorius, Larry Grenadier, Bootsy Collins, Carles Benavent, Javi Martín, Gary Willis, Charles Mingus, Aarón Cruz, Iván Barrera, Rodrigo Castelán y ¡Vaya! Como mencioné, muchos músicos, no sólo bajistas.

 

Has tenido la oportunidad de tocar como bajista para grandes artistas como Cristian Castro, Alejandra Guzmán,  María José entre muchos otros más ¿Qué experiencias te ha dejado cada uno de ellos?

Experiencias profundamente hermosas e inigualables. En pocas palabras, gracias a que toqué con cada uno de ellos en algún momento del camino, tuve la oportunidad de hacer lazos de hermandad con grandes y talentosos músicos y artistas. He viajado, conocido, aprendido, enseñado y compartido más que música, el conocimiento de saber vivir, disfrutando y creciendo en todos aspectos tanto etéreos como físicos, musicales o no, tiene un gran y excepcional valor en mi viaje del alma y de manera unificada. Es decir espíritu, cuerpo y mente siempre llenos de conciencia de aprendizaje con amor y agradecimiento de las vivencias en cada escenario, cada tour, cada tema tocado, cada acierto y error, cada camino  recorrido y espirales de vida.

 

Platícanos sobre tu carrera como bailarina profesional ..

Comencé a los 11 años con la maestra Luz Ma. Espínola, estudiando danza clásica en sistema cubano, contemporáneo, jazz, folclor mexicano y europeo, baile de salón durante 4 años. Obteniendo altas calificaciones con honor; posterior a eso tuve un receso de algunos años y retomé incursionando en un ámbito nuevo en ese entonces. El flamenco, enamorada de éste género y tiempo después, comencé a estudiar los ritmos, la música, la historia y finalmente me acerqué a la percusión que lo acompaña: el cajón flamenco, el cuál actualmente sigo estudiando y tocando con gozo. Así que una cosa lleva a la otra, ya que de igual manera me sucedió con la danza árabe sólo que de manera inversa. Hace 6 años me acerqué a conocerla y explorarla y la he desarrollado hasta fusionarla con otros géneros dancísticos y actualmente estoy componiendo mis propias obras para ejecutarlas en ese estilo de danza. Como se darán cuenta estoy en un proceso de unificación.

 

¿Si tuvieses que elegir entre ser bajista o la danza, cual escogerías?

Es que se conectan tantas cosas tan diferentes pero igualmente hermosas con ambas disciplinas que creo que haría lo que siempre hago. Fluir y confiar en que se pueden unificar y también turnar de una a la otra, música y danza son vastos universos en conjunción.

 

Aparte de la música y la danza también ejerces tu carrera como locutora y conduces tu propio programa de radio por internet ¿ Qué te motivo a crear este programa de radio?

Primeramente las enseñanzas de mi padre Edmundo García, quien fue locutor y actor de la época de oro de la radio en México y pionero de radionovelas y doblaje. Siempre lo escuchaba y acompañaba. Aprendí muchísimo y después que falleció decidí estudiar formalmente producción radiofónica y locución. Obtuve mi licencia, pero en ese tiempo me era imposible ejercer la profesión de locutora y de música al mismo tiempo, así que sólo me dediqué a tocar por un largo período. Hace unos meses se presentó esta súper oportunidad con el apoyo de Sergio Miranda y Adrenalina radio, mi programa es “Musificarte” y el motivo de creación justo es unificar ahora la música, la danza, la radio, las artes y los lazos con personas que además de grandes y talentosos músicos, son amigos y colegas que tengo como invitados cada emisión.

 

¿Qué les dirías a los músicos que están iniciando ahora?

Que siempre prevalezca en ellos el equilibrio y la humildad. Que estén despiertos y conscientes de la sensibilidad y el “no separatismo.” Yo creo que si hay esa consciencia colectiva no sólo como comunidad de músicos o artistas si no como una unidad de almas con calidez y calidad humana y perseverando en estudio con dedicación, la música siempre va a fluir y nunca tendrá porqué sufrirse. Será lo que es, arte como medio de creación y expresión.



Artículos Relacionados