Juan Manuel


Juan Maniel es originario de Monterrey, Nuevo León, México. Fue finalista del concurso Super Song con Ricky Martin donde su tema “Ea minah chance de voar” (it’s my chance to fly) canción escrita en portugués por poco y se convierte como el tema oficinal que sería interpretado por Ricky Martin en la compa del mundo.

 

“Aprendí que los sueños se cumplen y que todo absolutamente todo es posible.
Si ustedes supieran las que he vivido.”

 

 Juan Manuel eres un chico con una creatividad tremenda tanto en la música como en tus otras facetas como pintor, dibujante, escritor y diseñador ¿De donde crees que proviene esa magia, esa creatividad que te caracteriza?

Son un misterio sin respuesta eso del camino del arte en los genes, es atrevido y roza lo místico asegurar que a uno le viene de familia. Surge de influencias, buena televisión y una madre más un padre muy unidos, cantadores y guitarreros. Mis papás hacían veladas con guitarra flamenca y canciones de Serrat. Mientras mi hermano y yo les escuchábamos desde la escalera.  Mi madre siempre nos llevó a museos y a conciertos filarmónicos mientras mi padre viajaba para ganarse el pan de los cuatro.

 

Platícame como fueron tus inicios en la música?

Fueron de escuela primaria y mi guitarra pa’ todos lados. Imagínate a un niño enamorado de cuanta niña veía y con ello canciones y letras concretadas en inocencia y amor pasional. Luego empezaron las oportunidades de acercarse a la iglesia y mostrar que iba en serio pero bien bendecido. Y de allí a los bares de Monterrey, mi ciudad, pero en pocos años todo se volvió peligroso y salir a cantar implicaba sortearse a los narcos que de pronto llegarían a cerrar un bar a punta de armas. Me fui a cantar a los eventos sociales triste de oportunidades, pero seguí firme de corazón hasta que surgieran los milagros, combustible  que te lleva a despegar la nave espacial.

 

¿Como fue tu primer contacto musical con Juanes?

Un favor de Dios. Fue pedirle con intensidad como un hijo le pide un caro juguete  un padre y así surgió, de una alineación de varias estrellas. MTV lanzó una convocatoria para cantar a su lado, y ahí tienes a Juan Manuel grabando un demo y subiéndolo con nada que perder. Me llamaron pero yo ni visa tenía así que pedí un favor más y me dieron la visa americana en 3 días. Nadie que yo conozca ha hecho todo aquello por llegar ahí, también era parte de la prueba…como que para saber si en verdad lo deseaba.

 

¿Qué es el mejor consejo que te  llevas de Juanes?

Bueno, es que el parcero es un iluminado. El conoce la carencia y el hambre, léase que no dije pobreza por que eso es otra cosa. El no duda en ayudar porque a él también le ayudaron y es una especie de “pay it foward.” Aprendí que los sueños se cumplen y que todo absolutamente todo es posible.Si ustedes supieran las que he vivido…

 

Comentas que la vida del artista da muchas vueltas ¿A que te refieres con esa frase?

A que esto de cantar por el mundo y andar en hoteles de lujo en escenarios con 20 mil personas mientras firmas un souvenir y al terminar te subes a tu camioneta con tu equipo para dar una entrevista en Jimmy Kimmel es un sueño que se cumple pero no es real. Es un espejismo, la realidad es la calle, es mi guitarra vieja, es mi padre en un camión a kilómetros de distancia moviendo toneladas de un lado a otro sin sus hijos y su esposa, cantar está lejos de aquel dolor de la añoranza. Yo canto y se me olvida todo y el artista cuando viene de abajo conoce aquello del dolor, entonces al llegar ahí donde los grandes descubren su realidad. Yo volví a donde empecé pero con aquella hermosa experiencia de haber comido del banquete.

 

¿Cuéntame sobre tu experiencia en el concurso Súper Song con Ricky Martin?

Al igual que con Juanes fue un intento y por poco un acierto. Eso paso casi dos años después. Fue de trabajo e intento y búsqueda, al final no me quedé. Ganó la de La Vida, como si la de La Copa de La Vida no hubiese sido bastante.

 

Has participado con artistas grandes de la música Latina así como en producciones del género Regional Mexicano ¿Como fue esa transición?

México es un mercado exponente de música muy bajo control, la radio comercial alimenta de música banda a los jóvenes, irónicamente solo 3 personas cantan mariachi: Vicente, Alejandro Fernández y Pepe Aguilar. Estos dos últimos hacen pop. Yo quise primero hacerme de una carrera y después de ponerle un sello, quise poner mi granito de azúcar al muy salado negocio de la música popular mexicana.

 

Compones y escribes en otros idiomas como Inglés, Italiano y Portugués ¿Cómo fue que aprendiste todos estos idiomas?

Suena bastante genial pero cualquiera con un traductor de google y paciencia puede aprender un par de palabras. Aprendí Inglés por que el negocio me lo pidió, comunicarme era básico. Mike Couzzi, ingeniero de mastering de Carlos Santana, Frank Sinatra, Alejandro Sanz entre otros. Recientemente masterizó un álbum y nuestras conversaciones son forzosamente en Inglés. Eros Ramazzotti, uno de mis grandes ídolos me enseño italiano con “Piu bella cosa” y un popurrí de Roberto Carlos me enseño portugués. Lo puse en práctica con mi canción “Ea minah chance de voar”

 

¿En que idioma disfrutas más la música?

Donde hayan puesto energía y una letra de contenido. Donde me tome por sorpresa la música, aún así el español es mi lengua más no prefiero nada. Me mueve el Tiri ti tan tan tan de Camarón y el Every Breath you take de Sting.

 

¿Qué es lo que mas disfrutas de la música?

La complejidad de la emoción, es capaz de crear sentimientos en el más vil de los seres humanos. Unir naciones, es capaz de vencer, es el lenguaje de Dios con los hombres.

 

¿Qué artista/músico te ha inspirado más en tu carrera profesional?

Quién me cambió la vida fue Juanes. Sanz me emocionó cuando era más niño, Laura Paussini me llega de sobremanera y si hay cervezas y carne asada pónganme a Los Cadetes de Linares.

 

Háblame de tus sueños de hacer cine.

Tengo la inquietud de filmar la vida cotidiana de un humilde trabajador de México. Como se enfrenta a un sistema que le tiene un odio personal. Quiero grabar a una anciana olvidada por sus cuatro hijos y que vive en la miseria del frío. Quiero filmar a un joven que dice no a las drogas y al narco y se pone a cantar en las calles para llevar a su familia el sustento. Quiero filmar a un héroe real que se pone una sotana y le dice no a la pederastia ni a las señoras coquetas. Que habla fuerte y predica y actúa con bondad para su comunidad. Quiero llamarla héroes, quiero y quizás algún día pueda.

 

¿Como definirías las siguientes frases?

Tu guitarra… El acceso directo con Dios

México… El gigante dormido

La poesía… Sabines y nomás

Libertad… Yo cuando respiro en mi universo.



Artículos Relacionados